Para Ferreras

Miles de españoles nos entregamos de lunes a viernes al más explícito ejercicio de masoquismo, sin necesitad de indumentarias de cuero, fustas y demás utillaje perverso, por el simple hecho de presionar el sexto botón del mando a distancia.

Este miércoles sintonicé el programa Al Rojo Vivo mientras comía, a riesgo de sufrir en consecuencia cualquier tipo de trastorno digestivo. Y lo cierto es que el programa en un inicio resultaba bastante interesante, con la presencia de varias voces autorizadas sobre Oriente Medio y el terrorismo. Pero entonces llegó el fatídico momento: Antonio García Ferreras, en una de esas escasas ocasiones en las que no emplea su tiempo en interrumpir al resto de tertulianos, se dirige a la cámara. En esos precisos instantes, hasta el coloso de Rodas quedaría ensombrecido por el del ego del presentador.

 “Los efectos de los bombardeos masivos… la falta de información que tenemos… la falta de periodistas… no hay el clásico corresponsal de guerra que pueda estar trabajando con un mínimo margen de libertad en la zona ocupada por el Estado Islámico, y nos llegan imágenes como esta: bombardeos que, evidentemente, a veces se llevan por delante a civiles” Surgen entonces en pantalla imágenes de la desolación y el dolor en el suburbio damasceno de Douma.

Sobre este tema ya se ha hablado antes en el blog: Douma, pese a lo que nos acaba de contar este miserable mercachifle de noticias, ni es una zona ocupada por el ISIS, ni los bombardeos sobre la población civil son efectuados por Francia, sino por las fuerzas gubernamentales assadíes, de forma ininterrumpida desde los inicios de la guerra.

Tienes la poca vergüenza, Ferreras, de erigirte como guardián del Bien y de la Verdad desde tu programa cuando juegas sin ningún respeto con las víctimas del conflicto sirio, manipulando su historia, culpando a Europa mientras ves tus cifras de audiencia crecer. Nunca alguien tan moralista pudo ser tan amoral.

Es evidente además, que tu embuste jamás aparecerá en la “maldita hemeroteca” del programa de tu esposa, el Objetivo. Poco puede esperar uno del canal que diriges, salvo mendacidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s